Nieve en los bolsillos

Nieve en los bolsillos. Alemania 1963, de Kim (Norma Editorial)

Kim es sin duda una de las figuras esenciales de la última ola de cómics centrados en la memoria histórica de España. Su labor como dibujante de El arte de volar El ala rota, construyendo el mundo gráfico en el que Antonio Altarriba narraba la vida de sus padres, ha sido ampliamente reconocida por el público y la crítica. Además, como creador de Martínez el facha, serie satírica que ridiculizaba a los franquistas ya a finales de los 70, su compromiso con la recuperación de la memoria histórica es incuestionable. Pese a ello, Kim tenía una espina clavada que con Nieve en los bolsillos ha conseguido sanar: relatar su estancia en Alemania cuando contaba con poco más de 20 años y con ello, retratar a los millones de compatriotas que emigraron en los años 50, 60 y 70.

nieve-en-los-bolsillos-i1fs-komic-libreria

La rigidez y la cerrazón de la España franquista afectaron de tal modo al joven Kim, que decidió abandonar los estudios de Bellas Artes. Tomó la decisión de salir a ver mundo antes de tener que incorporarse al servicio militar obligatorio, que en esa época duraba dos años. Como cientos de miles de españoles en aquellos oscuros años, encaminó sus pasos hacia Alemania, donde aparentemente cualquiera podía hacerse rico. Tras cruzar Francia en autostop y tener la desgracia de recibir el visado de turista en la frontera, Kim inició su odisea para encontrar un trabajo que le permitiera subsistir en un país cuyo nivel de vida era muy elevado. Tras pasar por diversos albergues y tener una mala experiencia con unos abogados que trataban de aprovecharse de los emigrantes, finalmente se instaló en el albergue de Remscheid, una población industrial al norte de Colonia.

El relato autobiográfico de Kim, lleno de momentos tiernos y divertidos, duros y tristes, es el eje del cómic; pero el gran acierto de Nieve en los bolsillos es la inclusión de los relatos de los emigrantes con los que el protagonista se fue encontrando. Kim no emigró por necesidad, no tenía una situación personal desesperada y era consciente de que tenía un hogar al que volver. Muchos de sus compañeros en el albergue de Remscheid, en cambio, se vieron obligados a escapar de un país triturado por la dictadura de Franco. Uno de los elementos más destacables del cómic es la forma en la que Kim enlaza su historia con los relatos de sus interlocutores, ya que le permite hacer una panorámica de la situación de la España de Franco y al mismo tiempo muestra las motivaciones y las esperanzas de quienes escapaban de ella.

nieve_en_los_bolsillos11

Mediante estas breves narraciones, Kim nos habla de la Guerra de Ifni, ocultada por el régimen (como se ve en Las guerras silenciosas, de Jaime Martín); de la miseria y la sumisión en que vivían los jornaleros andaluces, sometidos prácticamente a la manera medieval por los aristócratas y los terratenientes; de la homofobia brutal que dominaba toda la sociedad o de cómo se silenciaban los abusos sexuales en el seno de la familia, entre muchos otros temas. Todas ellas reflejan la precariedad de la vida en la España de Franco, pese a la propaganda del régimen y de los sectores sociales beneficiados por la dictadura. La necesidad era el elemento común de la immensa mayoría de los emigrantes españoles hacia países como Alemania, Francia o Suiza, aunque el régimen tratara de venderlo como un éxito de su política exterior.

Pese al dramatismo y la dureza de lo que nos narra, Kim ha sido capaz de incluir secuencias humorísticas y costumbristas que además de su interés histórico permiten aligerar el relato. Ejemplos de este recurso son la fiesta de Carnaval con las mujeres españolas de un albergue cercano como invitadas, los escarceos amorosos de algunos compañeros, las protestas ante el discurso de unos falangistas o, a lo largo de todo el cómic, La cueva del arte, el lugar de reunión del joven Kim y sus amigos. La solidaridad entre los emigrantes prevalecía y esta experiencia fue decisiva para la configuración definitiva de la personalidad de Kim. Cualquiera que lo haya visto en persona es capaz de imaginárselo explicando estas anécdotas.

4608697

A nivel gráfico el trabajo de Kim es formidable. Su particular estilo es totalmente reconocible y de nuevo vuelve a funcionar fantásticamente para reconstruir nuestro pasado. El proceso de documentación ha sido exhaustivo y escenarios, monumentos, objetos cotidianos, vestimenta y vehículos permiten situarnos directamente en 1963. Los personajes, con el equilibrio perfecto entre el realismo y la caricatura son reconocibles a lo largo del relato. La gama de grises, ya conocida, es muy efectiva recreando la gris España de la época y las grises experiencias de los emigrantes. La inclusión en la narración de las obras de arte que Kim creó en el albergue, permite al dibujante mostrar su versatilidad. Tras los cientos de páginas dibujados en El arte de volar y El ala rota, en esta obra el dibujante catalán muestra su evolución en el dominio del lenguaje del medio, que le permite utilizar multitud de recursos aparentemente sencillos que hacen más fluida la lectura.

Nieveenlosbolsillos3

Cuando seleccioné los cómics sobre los que iba a preparar propuestas didácticas en Memòria i vinyetes. La memòria històrica a l’aula a través del còmic traté de incluir todos los grandes temas de la Historia de España en el siglo XX: la República, la Guerra Civil, el exilio, la dictadura, la represión franquista, la situación de la mujer, la Transición… Tras leer Nieve en los bolsillos fui consciente del hueco que esta obra venía rellenar, ya que el cómic no había hablado de la masiva emigración española de la posguerra. La obra de Kim, en esta ocasión como autor completo, permite acercarnos a una realidad muchas veces silenciada en estos tiempos de resurgimiento de la extrema derecha y sus discursos xenófobos. Cientos de miles de españoles y españolas buscaron escapar de la miseria y de una dictadura atroz mientras trataban de construir un futuro mejor para ellos y sus familias. A modo de ejemplo, mis abuelos maternos dejaron su Busmayor natal para trabajar en Suiza y justo esta semana nació en Zúrich su cuarto bisnieto suizo. Sesenta años después aún se dejan notar los efectos de esta experiencia. Kim ha recuperado su memoria y al hacerlo ha recuperado la nuestra.

INT9788467931433NELB5

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: